Toda tradición debe continuar...

DESCUBRE CÓMO PUEDES AYUDARNOS A IMPULSAR EL ARTE.

Objetivo General:

 

Fomentar la enseñanza del arpa tradicional en la entidad de Durango con la finalidad de formar arpistas solistas y agrupaciones de ensambles que sean capaces de aplicar las técnicas musicales afines, mediante la programación y desarrollo de curso- talleres ordinarios y extraordinarios con la participación de maestros experimentados para de esta manera promover y difundir los diferentes géneros y estilos musicales interpretados en el arpa.

Objetivos Específicos:

 

  1. Enseñanza del Arpa a través de Cursos-Taller ordinarios y especiales.
  2. Promoción y Difusión.
  3. Investigación.
  4. Cursos-Taller de Laudería

A raíz del proyecto “Rescate del Arpa en Durango” diseñado por Enrique Escajeda en el 2001 fue que se consolido lo que hoy es la 1a Escuela de Arpa Tradicional de Durango.

 

Como un hecho inédito para la historia musical, fue calificada por los creadores artísticos, la fundación de la 1a Escuela de Arpa Tradicional de Durango, instituida por Enrique Escajeda González. Este acontecimiento estableció un precedente de trascendental importancia, toda vez que no existía en la entidad durangueña y en México, antecedente alguno de instituciones u organismos culturales involucrados en la enseñanza – aprendizaje del arpa como instrumento musical.

 

La escuela de arpa, fue inaugurada el 12 de noviembre de 2005 y se estableció desde su creación en la calle Elorreaga 310 poniente de la ciudad de Durango. La escuela fue concebida desde sus inicios como un proyecto definido que vislumbró un esquema de trabajo a través de actividades de enseñanza, promoción, investigación y difusión encaminado al rescate del arpa tradicional en la región de Durango.

 

Para darle continuidad al  propósito Enrique Escajeda sometió a concurso su proyecto musical al Instituto de Cultura del Estado de Durango a través del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes en  su edición 2005-2006, y lo denominó “Curso Taller de Arpa” participando en la disciplina musical y en la categoría de desarrollo artístico individual.

 

El objetivo general del proyecto fue facilitar a los estudiantes los elementos básicos en las técnicas de ejecución del arpa tradicional. El proyecto se justificó en el ofrecimiento de la enseñanza de los principios técnicos y básicos para la iniciación de los arperos tradicionales. El plan se orientó a los niños y jóvenes, mediante un curso práctico de ocho meses.

 

La primera unidad abordaba el origen, historia y evolución del arpa en el mundo y como sub temas: el arpa universal, arpa en América y arpa en Durango. La segunda unidad iniciaba con los tipos de arpa y de ahí e derivaban los contenidos siguientes: arpas europeas, arpas sudamericanas, arpas mexicanas y arpa de Durango. La tercera unidad explicaba los principios básicos de la ejecución del arpa tradicional y comprendía las posiciones básicas de la mano derecha; acordes invertidos; ejercicios de digitación; posiciones mano izquierda; acordes invertidos; ejercicios de digitación; ejercicios de pulsación; arpegios, ejercicios combinados y temas tradicionales de Durango escritos para arpa.

 

La última unidad era de audición y los conocimientos adquiridos eran de aplicación práctica frente al público. Como producto final, se comprometía a capacitar de tres a diez de sus estudiantes para aplicar conocimientos técnicos prácticos de ejecución de arpa tradicional, además de siete audiciones en público por parte de los elementos capacitados con el fin de mostrar los conocimientos adquiridos.

 

Una vez que se aceptó el proyecto, el segundo paso fue la formación de la “1a Escuela de Arpa Tradicional de Durango”, para ello se realizó un organigrama con funciones especificas. Esta institución es única en su género, tras su funcionamiento, comenzó a brindar sus primeros frutos. Varios de los alumnos que desarrollaron la práctica de pulsar el arpa con la técnica tradicional, son considerados por sus maestros como promesas de calidad en ese instrumento.

 

Durante los ocho años de actividad académica de la escuela, la enseñanza del arpa ha sido reforzada por maestros de primer nivel, en su mayoría extranjeros, los cuales han dejado en sus alumnos una técnica sustentada por la experiencia, el estudio y el virtuosismo.

 

La institución ha tenido en sus aulas el apoyo de algunos maestros arpistas como: Celso Duarte (Paraguay), Sonia Álvarez (Argentina), Carmen Monges (Paraguay), Cristina Cabrera (Xalapa Ver.), Martha Carrara (Argentina), Ángel Tolosa (Venezuela), Augusto Castillo (Veracruz), Ronaldo Cristaldo (Paraguay), Enrique Escajeda (Durango) y Martín Portillo (Paraguay).

NUESTROS DONANTES

COMPROMETIDOS CON LA CULTURA

Sociedad Cultural Nacional

Ricardo Castro A.C.

 

La Sociedad Cultural Nacional Ricardo Castro A.C., nace en el año 2011 con el objetivo de promover y difundir la música, las artes plásticas, las artes dramáticas, la danza, la literatura, la arquitectura y la cinematografía, al mismo tiempo que se propone desarrollar diversas iniciativas de educación e investigación artística y la gestión de proyectos de intervención cultural.

Es una Asociación Civil sin fines de lucro con la autorización del SAT, a partir del año 2013, para recibir donativos deducibles de impuestos, lo que ofrece un mayor alcance en la procuración de fondos para nuestros proyectos culturales.

DESCUBRE CÓMO SUMARTEA NUESTRO PROYECTO.

Sociedad Cultural Nacional Ricardo Castro A.C.

 

Cima Nevada 199, Col. La Cima

C.P. 34204 Durango, México.

 

Tel: (618) 833 5641  Cel: 044 (618) 188 2680  sociedadcultural.ricardocastro@gmail.com